Mentoría y Consultoría2019-06-08T22:08:37+00:00

Project Description

Mentoría y Consultoría

Este proyecto de “mentoría y consejería” es un programa para acompañar a aquellas mujeres líderes en la comunidad, en iglesias en organizaciones cristianas, que lleven la responsabilidad de dicipular a otras mujeres.
Como mujeres Dios nos llama a madurar hasta ser “Ancianas” en la fe. Mujeres entrenadas por la Palabra de Dios y el poder de su Espíritu Santo aptas y dispuestas para invertir en la próxima generación para ser luz y sal en nuestros círculos de influencia empezando en casa, familiares, iglesia local, trabajos, etc.
Para esto necesitamos diligencia, compromiso, disciplina y sacrificio. También es necesario tener ejemplos humanos de siervos que estén viviendo esta dulce realidad en su vida.
Si deseas ser parte será nuestro honor servir a Cristo en tu vida para el avance de su reino y la gloria de su Nombre.

Contáctenos debajo para información y consultas

Mentoria y Consultoría para líderes de ministerio

Cuando Dios nos llama individualmente por medio del Espíritu Santo inmediatamente nos coloca en su Cuerpo universal. La adopción es parte del plan de Redención. Un pecador pasa de ser hijo de ira a ser hijo de Dios porque Cristo satisfizo la ira de Dios que debería haber caído justamente sobre él (Efesios 2). Entre tantas bellas realidades tenemos ahora acceso a Dios por medio de Jesucristo. Somos ciudadanos del reino de Dios y tenemos distinta identidad y propósito porque Él nos salvó. Dios uso distintas herramientas para hacer llegar las “Buenas Nuevas” a nuestra vida; mensaje a través del cual nos salvó. Nada ha cambiado. El continúa proclamando el mismo mensaje por medio de sus siervos para alcanzar al perdido. Como parte de su familia formamos también parte de su ejército. Es nuestro privilegio y responsabilidad entrenarnos de tal modo que seamos siervos eficientes para su gloria. Debemos correr la carrera de esta
nueva vida de forma intencional para ser buenos administradores de su reino. Cristo vivió una vida ejemplar y aunque Él es nuestro “Amo” también es nuestra medida.
(Efesios 4). Solemos decir “Yo no soy Cristo” y por supuesto que eso es cierto y obvio pero Jesús está esperando que sus discípulos sean como El.
Lucas 6: 40 El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro. (RV60)
.

¿Cómo podemos ser perfeccionados?

El Espíritu de Dios es quien aplica la obra perfecta de Cristo al pecador justificándolo por la fe. En un sentido sumamente crucial ya somos perfectas; es decir somos totalmente aceptadas en Cristo porque hemos sido hechas justicia de Dios en El.
2 Corintios 5: 21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. También es cierto e importante reconocer que el Espíritu de Dios continua la obra que inicia hasta el final; es decir hasta que nos transforma a la imagen de Dios revelada únicamente en su Unigénito. Esta es la meta de Dios. Esta es su voluntad; nuestra santificación.
En cuanto a carácter:  
Romanos 8: 29 Porque a los que antes conoció, también los  predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
Herramientas que el Espíritu de Dios usa en la transformación de cada redimido.
.

1. La Palabra de Dios

Juan 17: 17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
2 Timoteo 2: 15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.
2 Timoteo 3:15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.
16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar , para redargüir,para corregir , para instruir en justicia.
Dios desea madures en todos sus hijos a la medida de su Primogénito quien es Hermano mayor del resto de sus hijos. La madures depende del uso correcto de la
Palabra de Dios. El uso correcto de la Palabra incluye todo el consejo de la Palabra. El Apóstol Pablo deja esto claro al final de su vida.
Hechos 20: 26 Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos; 27 porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.
28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.
No perdamos de vista la “Meta de Dios”. “Ser y Hacer” como Cristo.
2 Timoteo 3: 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,  enteramente preparado para toda buena obra.
Efesios 2: 10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras , las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas
.

2. El pueblo de Dios

  • Efesios 4:11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

La madures es el fruto del Espíritu Santo en el creyente llevándolo a ser, vivir, adorar y servir como Cristo.  Jesús nos dijo que Dios está buscando adoradores que lo adoren no solo en espíritu pero en verdad (Juan 4).  Gente que lo ame con toda su fuerza, mente y corazón.  Mientras es cierto que Dios usa la Palabra inspirada por su Espíritu también es cierto que lo hace a través de personas redimidas y separadas para vivir para su gloria.  Es maravilloso como Dios nos rescata de vidas egocentristas, lo cual es vivir en esclavitud y nos a vivir vidas libras centradas en El.  Lo que muchas no entendemos que es una vida centrada en Dios es una vida al servicio de otros hermanos.

¿Qué tipo de servicio?  El mismo servicio que Cristo nos modelo. La salvación es del Señor y los evangelistas somos todos los que hemos recibido misericordia y gracia.  No servimos a otros en sus propósitos porque eso también nos lleva hacia la esclavitud más bien servimos a Cristo en las vidas de los que nos rodean. Se trata de servir los propósitos de Dios en otros. Recordemos la meta. Salvación para los que han de conocer a Cristo y santificación para los que ya lo conocen.

  • Hebreos 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
  • Juan 21:15 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. 16 Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17 Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.

Te invitamos a considerar que pastorear/apacentar es un estilo de liderazgo que busca el bienestar, cuidado y crecimiento espiritual de sus hermanos. Reconocemos que Jesús es el “Buen Pastor” quien equipa a hombres para pastorear la iglesia local pero esto no elimina el tipo de cuidado especial que todos deberíamos tener hacia nuestros hermanos. Es nuestro deber cuidar de nuestros hermanos en la fe mientras todos vamos creciendo hacia el varón perfecto (Efesios 4) que es la voluntad de Dios para sus hijos.

  • Gálatas 6:No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

Al ser como Cristo y hacer como Cristo estaremos imitando la vida del Buen Pastor quien entrego su vida para que otros pudieron ser reconciliados con su Padre.  Jesús nos dijo que de la misma manera que el Padre lo había enviado al mundo de esa manera envía a sus discípulos (Juan 17).  Cada creyente es llamado a entregar su vida de forma voluntaria para amar y discipular a otros hermanos hasta que Cristo se forme en ellos y de tal modo extender su reino compartiendo el Evangelio; único mensaje con poder de salvar.

Contáctenos debajo para información y consultas

El programa de mentoria esta dirigido a mujeres que tienen la resposabilidad de mentorear a otras mujeres en su comunidad, organizaciones e iglesias.

Contáctenos debajo para información y consultas

Estudie en el INSTITUTO BIBLICO PARA LA MUJER y sea parte de una experiencia única!

Descubra al Dios de la Biblia y su Perfecto Plan para Rescatar a la Humanidad.

Toggle Sliding Bar Area

ABIERTA LA INSCRIPCION!

Curso Introductorio

INSCRIBASE

Información y Consultas